Archivos por mes: junio 2015

  • 0

Moto funciona con energía solar.

moto_energia_solar_eolica

StrangeWorld, que es el nombre del prototipo, es una moto que ha sido diseñada para poder ser utilizada en las hipotéticas condiciones climáticas de Australia en el año 2050, que es el momento en el que su creador calcula que los combustibles fósiles escasearán seriamente en el mundo y será imprescindible buscar energías alternativas.

Se trata de un vehículo completamente auto sostenible gracias a que integra de un sistema híbrido de energía eólica y solar y una batería. Para desplegar la plataforma de carga solar se utiliza un mecanismo muy similar al de una tienda de campaña y puede ser usado mientras el conductor está haciendo una parada. 

El sistema de carga de energía eólica se compone de una turbina de viento plegable que está ubicada en un compartimento del marco de la moto y que también se puede desplegar cuando el vehículo está detenido.

El prototipo hace uso de toda la electricidad generada para propulsarse. La energía obtenida tanto a través de los paneles solares como mediante la turbina eólica se almacena en una batería que se encuentra dentro del chasis de la moto. 

Moto inspirada en la película Tron, fabricada por Lotus

Alistair McInnes se decidió por un sistema híbrido para garantizar que la motocicleta eléctricapueda obtener la electricidad de dos fuentes distintas, de manera que el prototipo pueda conseguir energía tanto si el cielo está nublado como si no hay viento. 

Según los cálculos de su creador, la StrangeWorld tiene autonomía suficiente como para recorrer hasta 500 kilómetros con una carga completa de la batería. El prototitpo todavía se encuentra en desarrollo y McInnes espera mejorar su rendimiento en el futuro.


  • 0

Crea ventana de paneles solares.

transparent-lsc

La ingeniera mexicana Sandra Casillas del Instituto Tecnológico de la Laguna (ITL) ha desarrollado un par de celdas fotoeléctricas transparentes capaces de convertir las ventanas en paneles solares, generando al instante hasta ocho vatios por metro cuadrado de energía.

Para su creación se basó en el empaquetamiento de alimentos, los cuales constan de tres capas que se unen, combinando dos materiales para aumentar la efectividad al captar energía. La primera está hecha de cobre y zinc, y la segunda de selenio y telurio, esta última es más eficiente debido a las características de conducción de los metales.

“Usamos esa tecnología en la celda para generar un polímero transparente con varias capas y que a través de ellas se produjera electricidad”, dijo Casillas.

“Sus beneficios son instantáneos, tan sólo se necesita colocar en la ventana y conectar los dos hilos de cobre con los que cuenta para poder hacer uso de la energía. Las celdas son 30% más económicas que las convencionales y sólo se comercializan en Europa”.

Además refiere que el metro cuadrado tendría un costo aproximado de 350 pesos, económico en comparación con las celdas solares que aumentan su precio por el diseño de un espacio para almacenar la energía.

Tomando como referencia el plástico SBS (Estireno-Butadieno-Estireno), el cual permite el paso de oxigeno por ambos lados vidrío y ver a través del mismo, incluso si hay mucha humedad en el cuarto no se forman gotas. “Lo que hicimos fue colocar nanopartículas de diferentes materiales y pusimos entre el cristal y la celda un túnel de magnesio que hace que la ventana no se caliente”.

La ingeniera refiere además que este material se usó después de los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos. “A los norteamericanos no les gustaba recibir verdura en empaque con agujeritos, en ese entonces nosotros les enviamos lechugas envueltas en polietileno, el cual tiene esos pequeños orificios que evitan oxidación, pero se tuvo que recurrir a la ingeniería para utilizar otro material que tuviera la misma función, entonces se encontró el SBS que parece polietileno pero deja pasar el oxígeno y conserva la verdura”.

La radiación solar promedio en México es de cinco kilowatts hora por metro cuadrado (kwh/m2), por lo que se ubica entre los cinco países con mayor potencial para explotar esta fuente de energía sustentable. En primer lugar se encuentra China, luego Singapur, México, Australia e India.

En México, los techos de las viviendas en el territorio nacional reciben la suficiente energía solar como para producir hasta 200 veces la cantidad que consumen. Sin embargo su aprovechamiento es casi nulo a diferencia de países como Alemania, con una radiación de apenas 3.2 kwh/m2 y que es uno de los líderes en explotación de energía solar.


  • 0

Solar Impulse 2 travesía oceánica.

First Test Flight of Solar Impulse 2 in Abu Dhabi, United Arab Emirates

El revolucionario avión Solar Impulse 2 despegó de China en las primeras horas de este domingo para tratar de completar su vuelo de seis días sobre el océano Pacífico hasta Hawai (EE.UU.) para promocionar las energías renovables.

Propulsado únicamente por energía solar fotovoltaica y con el suizo André Borschberg en los controles, el avión despegó de Nanjing a las 02:40 locales (13:40 GMT-5 del sábado) para un vuelo de 8.500 km hasta Hawái. Se espera que llegue a su destino 130 horas, dijeron los organizadores. El otro piloto, el también suizo Bertrand Piccard, esta vez se quedó en tierra.

“Cruzo dedos y espero cruzar el Pacífico. Tenemos una buena perspectiva meteorológica” para esta travesía, dijo Borschberg antes de entrar en la cabina.

Transcurridas nueves horas desde su salida de Nanjing, el avión entraba en el espacio aéreo surcoreano y sobrevolaba el mar de China oriental.

El vuelo había sido aplazado varias veces debido a una meteorología desfavorable y desde el 21 de abril estaba bloqueado en la ciudad oriental de Nanjing.

Alumbrado por proyectores en el frente de sus alas, el avión se lanzó a la pista antes de desaparecer en un cielo brumoso, con un ruido de hélices apenas perceptible. El equipo de suelo aplaudió el despegue del aparato.

El Solar Impulse 2 no ha sobrevolado nunca un océano, ni ha permanecido en el aire más de 24 horas, por lo que esta travesía representa un reto tecnológico y una hazaña aeronáutica histórica.

Las alas de este revolucionario avión están tapizadas con más de 17.000 células fotovoltaicas. El equipo desea promover con este viaje el uso de la energía renovable, sobre todo la solar.

El Solar Impulse 2 partió el 9 de marzo de Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos). Ha hecho escala en Omán, India, Birmania y China.

En total, el avión tiene que recorrer 35.000 km y cruzar dos océanos a una modesta velocidad media de 50 a 100 km/h.

Este viaje, a 8.500 metros de altitud como mucho, debería durar cinco meses, con 25 días de vuelo efectivo, antes de regresar a Abu Dhabi.

En la nueva etapa, Borschberg volará cada día a 28.000 pies, una altura similar a la del pico más alto del planeta, con temperaturas que oscilarán alrededor de los 55 grados en la cabina de este avión solar, despresurizado y sin calefacción.

Esta expedición, que en un principio provocó la burla de la industria aeronáutica, es seguida con entusiasmo en todo el mundo.


Desarrollamos soluciones integrales que excedan sus espectativas